Cena de empresa para PYMES y pequeños negocios ¡en casa!

Por estas fechas ya es un habitual la organización de la cena de empresa. Cuadrar días, horas y lugar se puede convertir en una tarea imposible. Este año, desde Voulevant os proponemos hacer una cena o picoteo en casa, contratando nuestros servicios de mesa variada ¡al gusto! Desde el obrador a tu mesa en un click. Puedes hacer tu pedido online en este enlace. 

Puede que no te interese una cena tradicional sino una mesa de dulces artesanales con los que acompañar una tarde al amparo de la chimenea o el radiador. Invita a tus compañeros y compañeras a degustar una mesa decorada con nuestros mejores surtidos de dulces o incluso surtidos navideños acompañados de café, té o chocolate caliente. Y para los más fiesteros ¿habéis probado el vino caliente?  Podéis incluso hacerlo casero y darle a vuestra reunión de empresa un toque diferente. Os dejamos la receta del vino especiado caliente al final de este artículo.

También puedes optar por una mesa de salados con nuestros productos artesanales estrella: empanadas. mini-bocadillos, canapés, pan de jamón.  Recuerda hacer tu pedido con antelación ya que en Navidad nuestro obrador recibe mucha demanda. Si quieres hacer algo diferente, más cercano y original, contacta y te ayudaremos a elegir las variedades que mejor se adapten a tus gustos. Sea como sea, esperamos que tengas unas navidades fantásticas con la familia, los amigos y compañeros.

Preparación de vino especiado caliente casero

Ingredientes:

  • 1 botella de vino tinto (75cl.)
  • 80 gr de azúcar moreno
  • 4 vainas de cardamomo
  • 6 clavos
  • 2 estrellas de anís
  • 2 ramas de canela
  • una pizca de nuez moscada rallada
  • 1 limón
  • 1 naranja
  • vino especiado casero

    vino especiado casero

Elaboración:

Realizar el vino caliente especiado de Navidad es muy sencillo. En una olla coloca las especias, con las pieles del limón y la naranja y el azúcar moreno a fuego lento. Deja que las especias y las pieles suelten los aromas y el azúcar se vaya caramelizando. Para que no se pegue, añade un chorrito de vino (lo justo para que cubra el azúcar).

Cuando el azúcar esté disuelto, añade el resto de vino y coloca a fuego lento durante media hora. Es importante que el vino no llegue a hervir. Comprueba el azúcar, por si se quiere más o menos dulce, retira del fuego y deja reposar.